fbpx

BLOG

24 Ene 2017

Robert Capa era una mujer

“Él le enseñó a manejar la Leica y ella le enseñó a bailar.”

La historia de esta mujer merece ser conocida. Cuando oímos Robert Capa, nos viene a la cabeza un hombre, pensamos en un fotógrafo muy conocido, un clásico de la fotografía. Pero detrás de este famoso nombre se esconde una historia de amor y la vida invisible de la primera mujer fotoperiodista del mundo.

Dicen que a Gerda le gustaba fumar, bailar y jugar al tenis de joven, como si de una intrépida y coetánea Kathleen Hepburn se tratase. Ese tipo de mujeres que subvierten modelos de conducta. Hoy estamos en tiempos de esplendor para el feminismo, antes era casi imposible para las mujeres existir como artistas. Quizás por eso tuvo que escudarse en un «afamado» fotógrafo norteamericano para sacar la cabeza. Una foto como la de la milicinana arrodillada con la pistola solo pudo hacerla una mujer guerrera como Gerda Taro. Por eso, es una mujer universal.

Gerda Taro, seudónimo de Gerta Pohorylle, decidió llamarse así por Greta Garbo, así que ya tenía el glamur de hollywood incorporado. Y además se inspiró en su actor favorito, Robert Taylor y en el cineasta Frank Capra para crear el nombre de Robert Capa, al que le prestó su visión y su ímpetu en un corto pero intenso periplo.

Era una joven judía en 1933 cuando se refugió en París de los nazis, y fue entonces cuando le robó el corazón al fotógrafo húngaro Ernö Endré Firedman, quien sería para siempre su compañero de vida.

Así fue como dieron vida al personaje norteamericano Robert Capa para que sus fotografías tuvieran mayor impacto comercial. Crearon un personaje imaginario, un reportero americano de éxito que viajaba por Europa haciendo reportajes, ellos eran sus representantes. Él despertó en ella su pasión por la fotografía y ella además de enseñarlo a bailar, le transmitió su curiosidad y estilo. Ella hacía fotos mucho más crudas que él, cuanto más cerca del sujeto mejor, estilo que se ha adherido indeleblemente al nombre de Robert Capa. De esta manera, juntos, llevaron a los ojos de la humanidad las escenas más recordadas de la guerra.

La carrera como profesional de Taro duró sólo un año. En este tiempo se centró en cubrir la Guerra Civil Española para la prensa francesa desde el punto de vista republicano. En Agosto de 1936 Gerda Taro y Robert Capa llegaron a España por su cuenta y riesgo en plena Guerra Civil.

Taro murió a los 27 años, como una guerrera en la primera línea de fuego, donde solía estar. Taro murió cuando en 1937 en la batalla de Brunete atropellada por un tanque. Esta mujer es una pionera. Fue la primera corresponsal de guerra que murió mientras informaba de una guerra y la primera fotoperiodista que obtuvo un reconocimiento internacional. Taro y Capa estuvieron juntos hasta la muerte de Gerda.

Si quieres saber más sobre la historia de esta mujer y de Robert Capa, te puede gustar el documental La maleta mexicana, el cual relata cómo se descubrieron negativos del fotógrafo húngaro, y de Gerda Taro.

    Gerda Taro

Escuela de fotografía en Alicante - Mistos


Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia y para analizar el tráfico del sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar