fbpx

BLOG

05 May 2015

Milomir Kovacevic «El Terrible» o la memoria fotográfica de Sarajevo

               «Mientras los fotógrafos extranjeros tomaron fotos del accidente, fotografié su destino » .- Milomir Kovacevic

 

Hace cuatro años por estas fechas estuve en Sarajevo. Fuí allí para ver la ciudad y entrevistar a diversos protagonistas de la cultura bosnia en relación con el sitio de la ciudad. Durante la guerra de los Balcanes Sarajevo fue asediada por las tropas de Slobodan Milosevic durante casi cuatro años (1992-1995). Durante ese tiempo Sarajevo fue el paradigma de la resistencia; tanto a nivel de defensa civil por parte de sus ciudadanos como de permanencia de las artes. Fue un fenómeno curioso (en el que os invito a bucear si tenéis ganas) que me llevó a empezar una tesis sobre el arte dramático como reconstructor de la realidad en el seno del conflicto bélico.

Una vez allí la ciudad, o más bien sus habitantes, se mostraron entusiastas a la hora de ofrecerme sus experiencias personales y artísticas sobre aquel momento. Una gran experiencia.

Pensando en el tema de la entrada de esta semana decidí escribir a una de las personas más activas en la lucha por la continuidad de los medios artísticos durante el encierro de la ciudad: Nihad Kresevljakovic.

Nihad es el director del Festival Internacional de Teatro de Sarajevo o MESS y del Teatro WAR o Teatro de Guerra. Fue (y sigue siendo) un gran activista por la cultura y fue el responsable (entre otros muchos luchadores) de mantener viva la esencia del arte durante aquellos terribles años en los que los habitantes de Sarajevo vieron convertida su ciudad en una carnicera trampa para ratones.

Nihad me contestó sugiriendo hablar sobre un reconocido fotógrafo llamado Milomir Kovacevic “El Terrible”. Tras ver las fotos de este fotógrafo bosnio nacido en 1961 y afincado en París desde el fin de la guerra, seguí gustosamente la sugerencia de Nihad. Esto es, resumido, lo que he podido recabar sobre su persona.

milomir

Kovacevic o “El Terrible” tomó más de 30.000 imágenes durante los violentos años 90 en Bosnia. La calle era su aliada y su enemiga y el apodo con el que ha sido bautizado refleja el coraje con el que la ocupaba para realizar su trabajo, incluso en los peores momentos del asedio. Pero su trabajo como fotoperiodista no se limitó al periodo de guerra. Ya inició su andadura tras la cámara con solo 17 años como miembro del Club Universitario de Fotografía (CEDUS) en Sarajevo, tras lo cual no tardó en profesionalizarse como fotoreportero trabajando para diversos medios. Kovacevic pasa por ser uno de los cronistas de la vida social y cultural de su ciudad durante los años ochenta. Algunos de sus trabajos más conocidos hablaron con imágenes sobre la vida en las prisiones, las pelegrinaciones a Medjugorje, conciertos de rock, los aficionados en los partidos de fútbol, la celebración de las fiestas nacionales o el esplendor y la miseria del mercado de pulgas, entre un largo etcétera.

medjiugorge

1990-elecciones-bosnia

Bosnia-7

bosnia-8

A principios de los años noventa “El Terrible” cubre las primeras elecciones “libres” democráticas de su país. Su visión personal como artista un tanto satírico y a la vez habitante de la ciudad se centra en los graffitis que lo inundan todo, la cartelería de propaganda política y los eventos oficialistas que la sucedían.  Así decide Kovacevic ofrecer un punto de vista tan objetivo como incisivo de unos años llenos de esperanza en una transición política hacia la independencia como país pacífica y enriquecedora. Milomir fotografía con éxito momentos de ansiedad generalizada, en los que el pueblo; compuesto por población de más tres religiones y culturas diferentes se alza por proclamar su deseo de continuar su vida en paz. Es una época en la que documentar y registrar un evento comienza a doblar el peso en significado del mismo y se convierte en una necesidad en la conciencia colectiva.

Bosnia-1bosnia-13

Sin embargo la esperanza no pudo ser menos acertada en sus pronósticos y Milomir se encontró un día 5 de abril de 1992 encerrado en su propia ciudad y al acecho de las bombas y los francotiradores del Ejército Popular Yugoslavo y el Ejército de la República Serbia. Era el principio del asedio más largo de la historia moderna.

Durante este periodo maldito Kovacevic captura la lucha por la supervivencia en la ciudad. Sus habitantes se entregan a la defensa de Sarajevo noche y día y Milomir retrata a grandes y pequeños preparándose para un combate que no eligieron tener pero que, por sus imágenes, llevan con dignidad.

 

Bosnia-2

Bosnia-3

Bosnia-6

bosnia-10

bosnia-16bosnia-19

Las calles de la ciudad se llenan de muertos anónimos que Kovacevic inmortaliza, edificios derruidos, cristales rotos y entre ellos los restos del ex jefe de la antigua República Socialista Yugoslava; Josip Broz Tito. Las imágenes son expuestas entre los años de 1993 y 1994 en las galerías supervivientes de Sarajevo y los ciudadanos se disponen a acudir a su visionado aún a riesgo de perder su vida, en lo que constituye una tenaz defensa de su derecho a mantener su realidad en pie. En una entrevista a RadioSarajevo Milomar reconoce que el hecho de ver como sus conciudadanos exponían sus vidas para ver su trabajo revelado y expuesto le daba una fuerza extraordinaria para volver a salir a la calle con el ojo puesto en su Nikon para seguir contando al mundo exterior lo que estaba sucediendo con ellos.

Tito-in-war-1     tito-in-war

bosnia-17

Algunos de los maestros de referencia de Kovacevic son Diane Arbus, August Sander y Josef Koudelka y a su influencia recurre a la hora de fotografiar de una manera distantemente cercana y con un punto de ironía y ambigüedad a sus compañeros civiles en su diaria tarea de ganarle la batalla a Goliat y conseguir sobrevivir. Es impactante su serie sobre niños soldados.

Petits-Soldats-2

Petits-soldats-3

Petits-soldats-4

petits-soldats-5
Petits-Soldats-1

En el año 1995 termina el asedio y  Milomir Kovacevic se marcha a París tras haber desarrollado de una manera impecable su labor de cronista durante la guerra, no sin llevarse su tragedia personal al exilio ya que su padre es torturado y asesinado durante el sitio de Sarajevo por las fuerzas opositoras. Desde la capital francesa “El Terrible” continúa siendo cronista de su país retratando la vida de los refugiados en el exilio y realizando una serie sobre cementerios parisinos que supone un prolongamiento de la que ya había desarrollando en la capital de Bosnia.

bosnia-12

bosnia-11

Nuevos temas; siempre ligados al hombre y su vida social (a veces ligada a la marginalidad) comienzan a integrar su trabajo. Su labor profesional le es reconocida por el gobierno francés que le otorga en 2007 el título de Caballero de la Orden Nacional del Mérito (extraño título).

Merece la pena detenerse a ver la historia en las imágenes tomadas por Kovacevic, antes, durante la guerra de Bosnia y ya en el exilio, así como sus exposiciones posteriores como cronista en Francia, Serbia o México. Sus fotografías nos muestran la violencia de una manera en ocasiones extraordinariamente serena.

Por mi parte me despido de todos vosotros con ganas de arte y calor.

Candela Zarútina

 

 

 

Escuela de fotografía en Alicante - Mistos


Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia y para analizar el tráfico del sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar